miércoles, 27 de abril de 2011

En los días luminosos



Hay días que parecen que todo sale bien, luminosos y repletos de buenas noticias. Días en los que te reconcilias con el mundo, a pesar de sus incongruencias. Momentos en que te sientes capaz, casi infalible, pero detrás de esa supuesta perfección se esconde la realidad: Cada cierto esconde muchos errores y en ocasiones nuestros triunfos dejan a amigos en el camino.
El otro día, en la charla sobre liderazgo que dio Larry en Madrid, me encantó una de las ideas últimas: No seas más grande por fuera que por dentro. No podemos engañar a nadie y si lo hacemos, no podemos engañarnos a nosotros mismos. En estos años he conocido a gente hueca por dentro, a estatuas de hierro con pies de barro, pero me quedo con las humildes que tras un trabajo bien hecho los único que les queda es la satisfacción, sin presunciones ni vanidades.
Me conformo con decir: Dí lo máximo de mí.

Mario Escobar

martes, 19 de abril de 2011

En los días grises





Llevamos varias años de días grises, personas que están sufriendo las consecuencias de los errores de otros. Muchos lo han perdido todo, pero al otro lado de las nubes sigue brillando el sol. A veces la intensa luz del mediodía no nos permite ver la intensidad de los colores. Los días de verano pasan rápidamente, llenos de luz y esperanza, pero es en los días grises cuando nos cuestionamos la cosas, es en los momentos difíciles cuando todo puede cambiar de nuevo.
En los últimos años todos hemos tenido muchos días grises, pero no somos conscientes hasta que punto depende de nosotros el transformarlos en luminosos.
Hay una frase de Séneca que me encanta: Nunca hay viento favorable para el que no sabe hacia dónde va. Únicamente inflarán nuestras velas, el dirigir nuestro timón en la dirección correcta. ¿Cuál es la dirección correcta? La que nos separa del egoísmo, la que evita el conflicto y sabe que los obstáculos nos ayudan a crecer.

Mario Escobar

Tradición y modernidad en Burgos







La visita a Burgos fue casi relámpago. Llegue a las 6 de la tarde, tenía una entrevista a las 7 en Ondacero. Antes de la entrevista me tomé un café en frente, en una cafetería futurista.
Lo que me chocó de la ciudad era su mezcla de tradición y modernidad. Junto a edificios totalmente vanguardistas, costumbres de ciudad pequeña y acogedora, como saludar a todo el mundo que te encuentras.
La entrevista tuvo una serie de problemas técnicos, pero al final la hicimos justo antes de la presentación.
La librería que nos había invitado también reunía esa mezcla de lo nuevo y lo viejo. La Librería de Hijos de Santiago Rodríguez tiene más de cien años, pero ha sabido adaptarse a la modernidad. Su sucursal en el centro comercial Camino de la Plata.
La librera Mercedes, su hermano y su hija me dieron una calurosa bienvenida. Es un placer encontrar todavía libreros con ese amor por los libros. La presentación al final derivó en una amigable charla sobre el Siglo de Oro y los escritores protestantes.
Regresé a casa con la sensación de haber hecho amigos y el deber cumplido. Seguro que vuelvo.

Mario Escobar

lunes, 18 de abril de 2011

Calatayud: Presentación en el Casino





La presentación en Calatayud fue muy curiosa. Llegue a la ciudad temprano y Juan Carlos y yo nos pasamos charlando y hablando de libros dos o tres horas. Nos encanta disfrutar del barrio judío, la zona histórica mientras discutimos de libros, editoriales y librerías.
Comimos en su casa, Tere nos había preparado una rica comida, y tras descansar un poco fuimos a una de las instituciones más antiguas de la ciudad el Casino. El Casino es un club social y cultural que promueve todo tipo de actos culturales.
La presentación fue muy bien, os dejo con las fotos.

Mario Escobar

Zaragoza y familia






Zaragoza es siempre una ciudad entrañable. Allí vive buena parte de mi familia y es un sito al que siempre es un placer regresar.
Juan y yo llegamos al medio día, comimos en un restaurante vasco y charlamos un poco sobre cómo iba el libro. La verdad es que por ahora la novela se está vendiendo bien y lo que es más importante, todos los que han leído les ha gustado.
La presentación fue por la tarde en FNAC, en ella me ayudó mi buen amigo Juan Carlos Martín, editor y librero. Habló sobre los protestantes en Aragón y fue una charla muy interesante. La asistencia fue buena y la participación también.
Cené con mi hermana y su familia, un placer estar con ellos y me quedé con mi cuñado hablando de sus proyectos. La verdad es que es un luchador y un soñador, el tipo de persona que más me gusta.
Al día siguiente tomé el tren para Calatayud, pero eso es otra historia.

viernes, 15 de abril de 2011

Levantarse y luchar



No he tenido una vida fácil, en contra de lo que piensan muchas de las personas que me rodean. Provengo de una familia humilde, un padre analfabeto y una madre semi analfabeta. Aún recuerdo algún vienes por la mañana, mi madre hacía la compra semanal ese día, que la leche estaba aguada para que mis tres hermanas y yo pudiéramos ir desayunados al colegio.
Mis padres no dejaron mucho en esta tierra, apenas habían recibido miseria de los suyos, pero lo que si nos transmitieron fue tenacidad, fe, deseo de superación y misericordia hacia los que tenían menos que nosotros.
Levantarse cada día y arrancarle a la jornada sus mejores frutos ha sido para mí una forma de vida, pero además nunca me ha gustado lamentarme, aunque los demás pensaran que todo me venía a la mano y que mi vida era fácil.
Esta campaña de promoción es importante, pero no por el hecho de vender más libros, hacer contactos o repletar un ego, que siempre pide más. Sobre todo esta gira es una escuela, la escuela de la persistencia, el tesón y el esfuerzo.
Me encanta esta frase: ‎"Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles". Bertolt Brechtbv

Luchemos y consigamos nuestros sueños.

Mario Escobar

martes, 12 de abril de 2011

Bilbao forever







El viaje a Bilbao fue todo un maratón. Afortunadamente habíamos dormido en la ciudad y descansado algo, aunque el día anterior había sido intenso.
La primera parada era el Hotel Carlton en en centro de la ciudad. Allí nos esperaban Beatriz Rucabado, periodista de El Mundo y Patxi Corral.
Patxi me hizo una batería de fotos y movimos las sillas del pasillo varias veces, casi vienen los del hotel a sacarnos de allí.
La conversación con Beatriz fue muy agradable y distendida. Charlamos sobre el origen de la historia, la figura de Lutero, el papel de la mujer en ese momento histórico. Bueno os dejo el artículo para que lo leáis si os apetece: Artículo

Después nos dimos un paseo hasta el Guggenheim. Una pasada.
A la una fuimos a Tele Bilbao. El programa La Visita de Javier Calle. Un tipo muy majo y divertido. Fue un programa muy agradable y personal. Creo que en un par de semanas sale el programa: http://lavisita.galeon.com/

Nos fuimos a comer y nos pusimos morados. Juan me llevó a un pequeño restaurante al lado de la ría. Después de la comida no era persona, pero teníamos que ir a Radio Euskadi, para visitar a
Félix Linares y Kike Martín. Los dos hacen un fantástico programa de libros títulado Pompas de Papel. Nos enseñaron las instalaciones. ALUCINANTES.

La presentación en la Libería Elkar de Bilbao fue muy interesante a pesar de la baja asistencia. Hacía muy buen día y era viernes, no se puede competir con el sol. El jefe de tienda era un vasco de los pies a la cabeza. Le había gustado mucho el libro y hablamos sobre los protestantes en la época del Reino de Navarra y la primera traducción de la Biblia al euskera.

La cena fue fantástica. Nos fuimos con Kendall Maison y su esposa a comer por el barrio viejo. El camino de ida fue muy interesante, Kendall es un hombre preparado y me sorprendió la cantidad de temas que dominaba.
La cena fue muy buena, pero lo mejor la compañía. El camino de regreso al hotel, bajo un cielo despegado por las calles de Bilbao, fue una de las mejores cosas del día.

Ahora me queda agradecer a todos los amigos de Bilbao su ánimo y apoyo. Hasta pronto Bilbao

Mario Escobar


lunes, 11 de abril de 2011

Salamanca y el reencuentro





La visita a Salamanca fue muy emotiva. Tuve la oportunidad de reencontrarme con Santiago Juanes, después de 6 años y os aseguro que la conversación previa y la entrevista fueron muy interesante. Santiago me comentó que el libro le había gustado mucho y que la figura de Lutero era muy interesante.
Después de al entrevista Juan y yo nos paseamos por Salamanca y vimos la Catedral y la Universidad, una catedrática casi nos pega cuando nos acercamos a la puerta de la Universidad para ver el horario, se creía que nos íbamos a colar. Tras la comida, no os digo nada del cordero, tomamos un café con otro viejo amigo Ken José Thomson. Ken es un hombre excepcional, médico, una mezcla de cultura japonesa, norteamericana y española. Le vimos en la universidad haciendo sus gruyas por Japón y luego tomamos un café en la Plaza Mayor, junto a la estatua del escritor Torrente Ballester.

La tarde fue igual de apasionante, la Librería Cervantes estaba repleta de gente y pudimos compartir con el dueño de la librería, un entrañable octogenario que me contó los problemas de la familia durante la guerra, su viaje a París y todos aquellos años rodeados de libros.
A las 9:30 de la noche estábamos en carretera, dirección a Bilbao. La conversación con Juan fue muy buena, cenamos rápido en el camino y yo conduje la segunda parte del viaje. El hotel era muy confortable y dormí como un niño.
Viajar es vivir. Cada persona, cada mirada y sonrisa es un verdadero regalo, aunque si os soy sincero eché de menos a los niños y mi mujer.

Mario Escobar

Entrevista en el periódico El Mundo



Entrevista con el periódico El Mundo



domingo, 10 de abril de 2011

Un pequeño adelanto






Hoy no puedo estar mucho tiempo con vosotros, pero mañana promete contaros todo lo que pasó en Salamanca y Bilbao. Han sido tres días emocionantes con libreros, lectores, periodistas y amigos escritores. También hemos tenido buenas cenas, largas charlas y momentos entrañables.
Prometo contarlo todo o casi todo. Ahora os dejo con estas imágenes:
Hasta mañana


miércoles, 6 de abril de 2011

Un viaje al cielo

video
Una emocionante canción de Eric Clapton. La escribió tras la muerte de su hijo pequeño y es un diálogo entre los dos a las puertas del cielo.
Música para el viaje.

Para vencer a gigantes


Hoy comienza el camino, parecía que nunca iba a llegar el día, pero una de las grandes verdades del universo es que el tiempo es limitado. Me gustó mucho la frase que puso Larry Downs en Facebook ayer. El deseo muere automáticamente cuando se logra; fenece al satisfacerse. El amor, en cambio, es un eterno deseo insatisfecho. Por eso amo a los libros, no los deseo. Siempre han estado en mi vida, desde que nací. Con seis o siete años, mi hermana Reyes me leía a Cervantes, Rojas y Cela, ¿cómo no podría amara los libros?
La primera parada de nuestro viaje será en Salamanca, en la Librería Cervantes. Regreso allí después de 5 años, más viejo, pero no menos ilusionado. Maleado por las experiencias editoriales, pero no amargado.
El viernes estaremos en Bilbao, allí es la primera vez que presento un libro, pero las puertas parecen abrirse de par en par. Si sembramos siempre el amor y el cariño, segaremos la mayoría de las veces lo mismo.
Juan Triviño y yo recorreremos España como Don Quijote y Sancho Panza, para vencer a nuestros gigantes.
Gracias por venir conmigo, para que no me sienta solo
Un abrazo a todos.
Mario Escobar.
El vie.

martes, 5 de abril de 2011

Buena música para el viaje.

video
Una de las canciones más emocionantes de Johny Cash.

Descanso del fin de semana antes de comenzar la campaña

Un viaje con la familia a la Sierra Pobre de Madrid. Tres días de descanso antes de comenzar estos meses de presentaciones, firmas, entrevistas y prisas.


Escupirle a la cara a la desesperación.



La palabra más escuchada y odiada del siglo XXI es CRISIS. Sin embargo, CRISIS es cambio, transformación y no hay avance sin CRISIS. A veces nos aferramos a las certidumbres de la vida, pero damos de lado a muchas cosas. Lanzarme a la aventura de vivir de la escritura en mitad tiempos turbulentos es tan descabellado como esperar que un barco flote en mitad de una Tormenta Perfecta.
Mirar a la vida cara a cara no es fácil, Stephen King dice algo en su libro "Mientras Escribo" que siempre me ha emocionado: "Ha habido momentos de mi vida en que escribir ha sido un pequeño acto de fe, como escupirle a la cara a la desesperación".

Creo que la CRISIS me ha hecho más fuerte y me ha dejado claro en que puedo confiar, en nada. No podemos confiar en las cosas, pero sí en quién puedo confiar.

Algunos esperan vivir siempre en la burbuja artificial de la alegría, la vida fácil, pero yo estoy dispeusto a escupir a la cara a desesperación.

Mario Escobar

lunes, 4 de abril de 2011

El cielo se desplomó en Salamanca



Después de un Fin de Semana perfecto, volvemos a la realidad. Hoy es lunes y la campaña se cierne sobre mí amenazante. La primera ciudad en visitar será Salamanca, cuna de grandes literatos y profesores. La ciudad tiene para mí un sabor especial. Allí presenté la primera novela, Conspiración Maine. Fue un día emocionante y repleto de anécdotas.
La primavera del 2006 fue lluviosa, hubo inundaciones en varias ciudades y el día que pasamos en Salamanca no fue una excepción. El periodista Santiago Juanes me entrevistaba al aire libre aquel día, en mitad de al amigable charla, el cielo se desplomó sobre nosotros y todo comenzó a inundarse. Afortunadamente nos salvamos del chaparrón.
El resto de la mañana lo pasamos en la Librería Cervantes, donde hicimos una rueda de prensa, luego sesión de fotos.
La tarde también fue provechosa, hicimos una nueva firma de libros y conocí a Ken, uno de los amigos más entrañables de Salamanca. Ken José es medio norteamericano, japonés y español. Un médico muy interesante y un apasionado de los libros.
Ahora regreso, cinco años más tarde, pero con tantas ilusiones y ganas como entonces.

Mario Escobar

viernes, 1 de abril de 2011